marketing emocional

Qué es marketing emocional, ejemplos y aplicaciones

El marketing emocional nos conecta con una marca, producto o servicio, es un tipo de mercadeo que no necesariamente tiene palabras sino sentimientos, emociones, es algo más interno y del corazón.

Hoy vamos a explicarte un poco más de detalle sobre qué es marketing emocional, algunos ejemplos y aplicaciones del mismo para que comiences a utilizarlo en tus estrategias de mercadeo.

También podrás explorar algunas empresas que utilizan la psicología y el marketing para ayudarte a generar poderosas estrategias de marketing emocional que conectarán tu marca con tus clientes.

Origen del marketing emocional

El marketing emocional no es algo nuevo. Es un concepto que nació hace muchos años, teniendo un auge importante a finales de los 90’. Siendo Marc Gobé, director de la firma Desgrippes Gobé Group de Nueva York quien detectó la necesidad de que las marcas debían generar un vínculo emocional con los clientes.

Uno de los gurús más recientes del marketing, Andy Stalman, indica que “en la era digital debemos crear relaciones emocionales duraderas basadas en las experiencias genuinas”.

Y ahora con el internet y las redes sociales se ha explotado mucho más este concepto y se puede aplicar aún más el marketing emocional en redes sociales o cualquier sistema digital.

¿Por qué se está explotando más este concepto ahora? porque los sistemas informáticos nos permiten recolectar una gran cantidad de información de las personas: género, edad, dónde vive, qué le interesa, cuáles son sus hobbies y otra cantidad de información que los algoritmos son capaces de captar e interpretar.

¿Para qué interpretar dicha información? para conocer mejor a tus clientes actuales, o potenciales clientes, mostrando información de su interés, pero conquistarlos desde el corazón y los sentimientos positivos que la marca le genera.

El marketing emocional qué es?

El marketing emocional concepto, hace parte del marketing y se enfoca en entender qué sentimiento o emoción mueve a una persona a comprar un producto o servicio y utilizarlo a su favor para lograr conectar con dichas personas y hacer que se enamoren aún más de su marca o producto.

Es hacer que el producto o servicio que se quiere posicionar se robe el corazón de los clientes, evocando sentimientos de la infancia u otro tipo de sentimientos que lo lleven a comprar y a ser fiel a una marca o producto.

Qué ganas con el marketing emocional?

Hacer la diferencia con otros productos o competidores similares

Si varias empresas ofrecen el mismo producto o servicio, la diferencia la puede hacer el precio, el servicio al cliente o nivel más interno, los sentimientos que provoca el producto en las personas, y ahí puedes hacer la gran diferencia.

Generar lealtad

Cuando has creado un vínculo con tus clientes, la relación con ellos deja de ser una relación comercial, y se vuelve más de lealtad a tu marca o producto, poniendo en segundo plano otros aspectos como el precio.

Aumentar la reputación de la empresa

Cuando tus productos o servicios están asociados a sentimientos de felicidad, alegría, amor, positivismo, aumenta la reputación de tu empresa.

Conseguir nuevos clientes

Este se logra por dos frentes, el primero es que los clientes existentes generan un voz a voz que te llevarán más clientes, y podrás conseguir nuevos clientes que se sentirán identificados y vinculados con los sentimientos que les genera tu producto.

Perdurar en el tiempo

Cuando te enfocas en el marketing emocional, tus campañas tendrán más recordación en el tiempo y seguirán generando sentimientos que te ayudarán a conservar tus clientes.

Emociones que más funcionan en este tipo de marketing

No todas las emociones generan vínculos entre marca y cliente, por lo tanto, no todas las emociones venden.

Así que debes enfocar esfuerzos en lograr vincular tu producto, marca o servicio con emociones como la nostalgia, la felicidad, la tristeza, la ira y pasión, el miedo, la aventura o sentirse parte de un grupo.

A continuación entenderás un poco más cómo funciona este tipo de marketing con los ejemplos que te presentamos.

Algunos ejemplos de marketing emocional

Hay diversos ejemplos que se pueden mencionar para entender el concepto de marketing emocional.

Unos de ellos es el marketing emocional Starbucks o marketing emocional coca cola, o el marketing emocional que Nike planteó: Just Do It!

Muchas empresas han ideado sus campañas de marketing para conectar con las personas y es algo que se queda ahí por mucho tiempo, que genera fidelidad hasta que llega otra marca que enamora más al cliente.

Caso Nike

La marca Nike, con su estrategia de Just Do It! conecta con las personas invitándole a hacer lo que se proponen, a luchar, a intentarlo, solo hazlo! es una conexión para luchar cada día, para no dejarse vencer, a no limitarse.

Caso Coca-cola

glass of cola with ice on white background

La marca Coca-cola usó por muchos años la estrategia de marketing emocional que evocaba felicidad, amistad y libertad y en el corazón de los consumidores de la marca así se sentía, logrando fidelizarlos y mantenerlos en el tiempo.

Caso Starbucks

La marca Starbucks ha utilizado una gran estrategia de marketing emocional para conectar con sus clientes, ofreciendo ambientes cómodos y agradables donde las personas pueden ir no solo a tomar un café sino a estudiar, a trabajar, a compartir con amigos.

Los dueños de Starbucks indican: “Nosotros no estamos en el negocio de café al servicio de la gente, sino en el negocio de la gente y servimos café”.

Caso Protex

La marca Protex utiliza el sentimiento de miedo a las bacterias que puedas tener en tus manos para que protejas a los que más amas utilizando su jabón antibacterial.

Hay muchos más ejemplos de compañías que han utilizado el marketing emocional en sus campañas para generar recordación y vínculo afectivo entre la marca (producto) y el cliente.

Las campañas de marketing emocional ejemplos utilizan los sentimientos más primarios como el amor, la amistad, el ego, la libertad hasta algunos sentimientos no tan gratos como el miedo a las bacterias, la sensación de injusticia, la pena o la tristeza por el hambre en el mundo.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado y te animes a abrir tus posibilidades utilizando el marketing emocional para conectar con tus clientes, lo que podrá representar más beneficios para tu empresa o producto.

Te invitamos también a que conozcas más información sobre el marketing en general, el marketing digital y el posicionamiento en buscadores en otros artículos que tenemos preparados para ti.

Publicado en Marketing para la PYME y Mediana empresa, Posicionamiento en internet.

Deja una respuesta